Historia Erotica de un Concierto

Historias Eroticas Escribe tu comentario

historia eroticaTome el avión a Barcelona, este llego a tiempo, perfecto para que pudiese encontrar el lugar donde se celebraba el concierto. Pero lo más interesante está por venir: Estaba tan ilusionada!!! Mi banda preferida estaba tocando y era la primera vez que los veía en vivo, solo había escuchado sus discos.

Mientras esperaba afuera del lugar a que abriesen las puertas de aquel teatro antiguo donde tocaba la banda, no podía sino admirar su bella arquitectura. Eso estaba lleno de fans, quienes iban y venían con bebidas, en la espera de que el concierto comenzara.

Finalmente al abrirse las puertas todos se empujaban al entrar, para abrirse paso y ubicarse cerca del escenario. Yo también me ubique en primera fila y en el centro, tendría una vista inmejorable. Permanecí allí admirando los instrumentos y la decoración del escenario. No podía creer que en breves momentos mis ídolos iban a subir a ese escenario y tocar aquellas canciones que tanto me gustaban y conocía de memoria. Estaba ansiosa, mire la hora en mi reloj, faltaba muy poco. Me sentía extraña, un calor subió por mi cuerpo, era la excitación por todo aquello, trate de que no lo notasen los chavales a mi alrededor. Tenía que controlarme, al menos hasta después del concierto, quería disfrutar a pleno de él!ç

Repentinamente, las luces se apagaron, reino un silencio en la multitud, a lo lejos se sentía uno que otro silbido y gritos de los fans. Se encendieron las luces del escenario y entro la banda, el público se descontrolo, había excitación en todo lo que me rodeaba, al ver al cantante note que mis bragas se mojaban, estaba húmeda, caliente. Lo tenía frente a mí, todo parecía irreal, en ese momento bajo su mirada y me sonrió.  Aun me pregunto si habrá sido mi imaginación o un sueño…

Comenzó el concierto, duro aproximadamente una hora, tocaron una a una mis canciones favoritas. Nunca podría haber imaginado que iba a ser tan perfecto. Durante el concierto no podía evitar sentir que mi ropa interior estaba empapada. Recién entendí la razón por la cual las fans tiraban su ropa interior a los músicos, debo reconocer que esa idea paso por mi mente, me sentí tentada a hacerlo, no quería que esta excitante sensación no fuese compartida con alguien. Al levantar la mirada, note que el cantante me estaba mirando, se habría dado cuenta de los excitada y caliente que estaba? Permanecimos mirándonos durante unos instantes que parecieron eternos, era como si me penetrase con la mirada. Esta vez, era realidad, no me lo estaba imaginando. El me estaba deseando! Yo no lo podía creer, era un sueño hecho realidad! Decidí que iba a disfrutar y la siguiente vez que me miro, me acerco y me acaricio delicadamente los pezones que ya estaban duros a través de la tela de mi vestido. Quedo estático y se olvido la letra de la canción que cantaba, por unos breves instantes. Seguía mirándome, pase mi lengua por mis labios de sensualmente y deje mis manos recorrer mi cuerpo hasta llegar a mi vagina mojada a través de mi vestido. Me sonrió y se dio vuelta para cantar la última canción. Lo seguía mirando y él se imaginaba todo lo que me gustaría hacerle…

Momentos después, volvió a su micrófono, informaba que tomaría un descanso mientras la banda tocarían unas canciones solos. Mi decepción fue grande, creía que empezaba a tener algo con el cantante, es más, podría haber llegado a seducirlo. Mientras pensaba esto, sentí una mano en mi hombro, me di la vuelta y era un tío  de seguridad enorme, parado junto a mí, diciéndome  bruscamente que tenía que ir con él. Me dijo que tenía que salir de la primera fila frente al escenario.  En ese momento proteste ya que no había hecho nada malo y no quería perderme el resto del concierto. Sin escucharme me arrastro a través de una puerta al costado del escenario. Me iba cayendo por las escaleras y me dio un empujón por una puerta, el lugar era una sala de estar. Frente a mí en un sofá estaba el vocalista de la banda, me sonreía y me dijo: “Ven aquí, tenemos unos 8 minutos antes de que vuelva al escenario”.

Me acerque a él, con mi coño adolorido de la excitación y nos besamos apasionadamente. De pronto, al darme cuenta de que no tenía mucho tiempo, me puse de rodillas y desabroche sus vaqueros, liberando su erección. Su polla era hermosa, más de lo que hubiese imaginado, la  hundí en  mi boca húmeda y tibia hasta el fondo, saboreando el gusto y el tacto de su rigidez en la parte posterior de mi garganta. Estaba tan excitada,  que metí mis manos entre mis piernas y me masturbe furiosamente mientras chupaba su polla, estaba en la gloria. Levante la mirada y con los ojos fijos en el vocalista chupaba y me masturbaba. Estaba de rodillas chupando! Fue increíble! Gimió con la primera ola de mi orgasmo, me encantaba su polla en mi boca, lo deseaba con todo mi ser. Abrió los ojos y me miro fijamente, me di cuenta de que estaba por correrse. Mi orgasmo me arrastro con mis dedos en mi culo y mi coño y su polla chupándosela con mi boca. Todo valía la pena.

Detuve la lengua en mi boca, aun con su miembro en ella, estaba decidida a disfrutar ese momento y no quería que terminase antes de tiempo. Gimió con anticipación a su orgasmo y tome su polla con mis manos, dejando que mis labios y lengua tocasen una y otra vez su punta, moviéndola hasta que llegase al borde del orgasmo. Nuestros ojos se encontraron otra vez, sentía su miembro palpitante contra mis labios en una ola que pre orgásmica, lo acaricie y lamí hasta que ya no podía más. Su espalda se arqueaba, su cabeza tirada hacia atrás como en un éxtasis después un chorro espeso de esperma caliente roció mi rostro y mi cabello. Mi cuerpo se convulsiono al compartir su éxtasis, su esperma corría por mi cara como un rio. Esta era la felicidad, era el cielo en la tierra. Saborear los últimos espasmos de    su orgasmo y beber las últimas gotas de leche directo de su polla.

Me miro y me acaricio la cabeza: “ Ohhhh”, dijo, sin aliento, “Esto fue alucinante” Tengo que volver al escenario ahora, pero tomemos una copa  después del concierto. Me sonreí y sacudí la cabeza. “Ya he tenido la única bebida que disfruto”. Me limpie la cara y el pelo con mis manos y lamí todo su semen mientras lo observaba con una mirada burlona. Entonces le di un beso en los labios y me dirigí hacia la sala principal. Mire hacia atrás y lo vi corriendo por unas escaleras, acomodándose su ropa a su paso. La siguiente vez que lo vi, estaba de vuelta en la multitud, el tocando y cantando en el escenario como si nada hubiera pasado. No podía haber sido un concierto más perfecto!

6 Respuestas para “Historia Erotica de un Concierto”

  1. Juan 36 Escribe:

    Me ha encantado la historia, me he puesto muy cachondo…

  2. Javier 51 Escribe:

    El relato, fascinante; la estructura gramatical, pésima. Pero reconozco que tienes valor como incipiente relatora erótica. Espero que no te moleste lo que digo porque creo que debes seguir escribiendo.

  3. Mercedes Escribe:

    A mi me ha pasado algo similar en un concierto, he tenido sexo pero no con la banda sino con una persona que conoci alli, nunca mas me voy a olvidar. Por cierto me ha encantado el relato

  4. Marcelo Escribe:

    Holla

    Me Disfruta su website,bon trabajo, Marcelo

  5. Justin Escribe:

    Holla!buen contenido su pagina!
    Hoy en día es de vital importancia, mantener el mundo bien informados de todo, incluyendo su trabajo!
    Buena escritura, hasta!!:)
    excusa mi piojoso espanol!

  6. CarlosBcn Escribe:

    Hola de nuevo, acaba de visitar una vez más su pagina web para darle Feliza Navidad! Y un feliz año nuevo! este es mi deseo para todos ustedes
    Adios

Deja Una Respuesta

© 2010 - Blog - Erótico

Contenido exclusivamente para adultos (min 18 años)

 Posicionamiento Web | Sex Shop Online | Directorio Erótico